Protocolo para Bodas | Acertar como invitada

 

Protocolo para Bodas

Tenemos la temporada de bodas a la vuelta de la esquina, y cuando la elección del look que vamos a llevar se acerca, las dudas nos asaltan: ¿Se puede ir con pantalón a una boda de mañana? ¿Puedo ponerme mi maravilloso tocado de noche? ¿Qué pasa si voy de blanco? En realidad, por poder, se puede todo. Pero hay unas normas básicas de protocolo que marcan el camino para acertar como invitada en cualquier ocasión. Hoy en Tras el Biombo te damos algunas claves para que no desentones. Cumplir el protocolo es señal de respeto y educación hacia los anfitriones y es menos complicado de lo que parece. ¡Esperamos ayudarte con esta publicación!

 1. NUNCA llevar vestido blanco

Una norma tan básica como esta, y aún hay quién se decanta por el blanco en alguna boda. Es algo que no tiene justificación. El blanco está exclusivamente reservado para la novia. Es su día, es la protagonista y hay que respetarlo. La gama de colores para vestirse en una boda es infinita, así que un vestido blanco no tiene cabida. 

El negro es evitable también. Es un color al que muchas veces recurrimos, pero mejor dejarlo para otras ocasiones, ya que históricamente siempre ha simbolizado el luto. Una boda es una fiesta, y ¿qué mejor manera de celebrarla que con color? Anímate, el abanico de posibilidades es enorme!

Algo diferente sería llevar una blusa blanca, que por supuesto debes combinar con otros colores llamativos para que te diferencies de la novia. 

Imágenes vía Confesionesdeunaboda - AlejandraOrtiz & AnaEncabo - TarunaFamily 

2. Vestido Largo, sólo de noche. Vestido corto, para día y noche.

Sólo se debe ir de largo si la boda es de noche y cuando los novios lo exijan. Evítalo en cualquier celebración de mañana a no ser la madrina o madre de los novios. Por el contrario, el vestido cóctel está admitido en celebraciones de tarde-noche.

Nos encantan los vestidos largos con escotes en la esplda, y Paloma Cuevas acertó por completo en la boda de su hermana.

Eugenia Silva es otra de nuestras invitadas de boda favorita. ¡Siempre acierta! Fíjate qué elegante y adecuada va a cada boda que se le invita.

 

3. El uso del Tocado

El tocado, al igual que el sombrero es exclusivo de las bodas de día. Es un elemento para protegernos del sol, y definitivamente, por la noche no tiene sentido. Por la noche puedes usar otro tipo de complementos como una coronita de flores, una diadema, broches  o incluso un turbante!

La norma dice que hay que llevar el tocado durante toda la celebración. Sí, para cumplir protocolo, deberíamos volver a casa con el tocado puesto. La única excepción, sería en el caso en que nuestro tocado fuera tan voluminoso que no nos dejara ver la comida o que pudiera molestar a nuestros acompañantes de mesa.

Foto vía Couche Photo  y siguiente Estefanía de Confesiones de una boda.

 

4. Los guantes

Una de las prendas más elegantes que existen. Se pueden utilizar de mañana y de noche. El largo va creciendo a medida que pasan las horas. Los guantes largos por encima de los codos son para la noche y por la mañana es mejor que no sobrepasen el codo (si son largos puedes llevarlos remangados). Para saludar a alguien o para comer hay que quitárselos.

 

 

5. El uso del Pantalón o el Mono: de día y de noche

El pantalón o el mono, que ahora está tan de moda, puedes usarlos tanto de día como de noche. De día compleméntalo con un canotier y de noche con  un buen cinturón joya y serás ¡la invitada perfecta!!

 

6. Siempre bolso de mano 

Es tan importante el vestido como sus complementos. Por ello no debes olvidar NUNCA que para una ocasión especial tienes que llevar un pequeño clutch o bolso de mano. Puede ser metalizado (dorado o plata) o que juegue con los colores de tu look. También están permitidas las carteras pero ¡nunca los bolsos con asa!! 

 Cristina de Guía de Estilo

Bolsos joya que puedes encontrar en by:Biombo.

7. No abusar de los brillos por el día, déjalos para la noche

Al igual que el largo es de noche, los brillos y los adornos excesivos son más de fiesta o de noche. Evítalos si la boda a la que asistes es de mañana. Reserva las lentejuelas, paillettes y avalorios para fiestas de noche.

 

8. Vigila con los escotazos y transparencias

Es una cuestión de sentido común y decoro. Una muestra de respeto. Si además la boda es religiosa, recuerda llevar los hombros cubiertos y un largo razonable. Las bodas de noche dan lugar a más excesos, largos, volúmenes y brillos.

Aunque sea el color (no color) más recurrente, el negro como hemos dicho, mejor resérvalo para otras ocasiones. Si no te ves con color, opta por el gris o el azul marino. Lo más similar al negro, sobrios y elegantes colores que son una perfecta elección para una boda de noche.

 

 

 

Hasta el maquillaje puede ser más atrevido por las noches. Es una cuestión de sentido común, y muy sencillo. Como toda norma, es posible saltársela en alguna ocasión. Nadie mejor que tú misma sabe cómo ir adecuada.

Pero si sigues teniendo dudas, ¡consúltanoslas!

Después de estos 8 mandamientos te recordamos que en by:Biombo podrás encontrar vestidos ideales y espectaculares para bodas de día y de noche. Y te ayudaremos a ser LA INVITADA PERFECTA

A nosotras nos fascinan las espaldas descubiertas. Vestidos sobrios por delante, que se convierten en un espectáculo por detrás:

En definitiva, nuestra conclusión para ir adecuada siempre: ¡MENOS ES MÁS! Con esta norma, las cumplirás todas!

Estamos en en la C/Laforja, 94 de Barcelona. Si tenéis cualquier pregunta, podéis llamarnos al 93 200 30 13 o escribirnos a info@bybiombo.es.

Compártelo!    

 

 

 

Posts Recientes

 

 

 

 

 

Social